Piel…

Desde entonces mis noches no son nada, no sin tu cuerpo junto al mío… Aquella noche descubrí el verdadero color de tu piel, escuché más de cerca tu corazón y mis labios conocen tu sabor…
Aquella noche te hice el amor sin desnudarte, bastó que nuestros corazones sincronizaran sus latidos, que nuestros ojos se miraran profundamente y nuestros labios se unieran en un beso, para hacerte el amor bastaron nuestros sueños en la misma cama, y yo que he dormido a tu lado puedo afirmar que hasta las pequeñas discusiones son contigo algo estupendo…

Anuncios