(Este post no tiene nombre)

No, no, no… Mal comienzo, mal comienzo… Como dice una canción, “a veces quisiera parecerme al tipo que tú crees que soy”, hacer todo aquello que tu mente se imagina. ¿Culparte a ti? Para nada, yo solo te hago ver las cosas, solo que en mi caso prefiero decirtelas directamente, por el medio que sea, pero sin darle vuelta y que tus conocidos sientan lástima por aquellas cosas y te digan que no pasa nada, que tú estarás bien; ¿Hablas de venganza o de “pagar con la misma moneda”? ¡Por favor! ¿Tú qué sabes de esas cosas? A ti nunca te ha faltado nada, y si así ha sido es por que tú lo has querido, si tan solo hubieras aprendido la mitad de lo que yo he aprendido de esta vida, si por tan solo un día sientieras todo lo que yo he sentido, si por tan solo un segundo te faltara lo que a mi me ha faltado… No, no tienes la más mínima idea de cómo “intentar” darle la vuelta a la situación, ¿Es, que no te has dado cuenta de que estoy en todos lados? Mmm… Creo que no ha quedado lo bastante claro, ¿Cómo te lo explico? Quiero que entiendas que yo no hago las cosas por que sí, solo cuando estoy convencido. No he perdido la cordura por el solo hecho de que todavía creo en algo, yo sí tengo algo que me mueve, a pesar de las cosas, siempre estoy seguro de mi y de mis acciones, aprendí a no fallar; sin embargo estoy harto de calumnias, de prejuicios e indirectas. Yo nadamás estoy esperando una cosa, quiero ver que tal te sale eso de pagar con la misma moneda como tú dices, quiero saber hasta donde puedes llegar conciente de las consecuencias, de las evidencias; ¿Resulta que no te importa lo que vayan a decir? ¿Así es como quieres vivir? Pues me parece perverso…

Ah, por cierto… No te preocupes por mi, soy como los gatos y caigo de pie…

Largos días y gratas noches…

“El bien y el mal viven en mi”

-Alucard

Anuncios