Recuerdos…

Meditaba esa frase que apareció de pronto en mi cabeza justo antes de la despedida, esa que dice que no se ha perdido nada, por que cuando pierdes a aquellas personas que te han dado la vida quisieras regresárselas pero ya no puedes, me vienen a la mente bastantes recuerdos, de nuevo se presentan como formas etéreas, flotando a la vista como luz y oro, todos aquellos recuerdos que nos hacen esbozar una sonrisa y generalmente una lágrima aparece para “recordarnos” eso, precisamente, que es solo un recuerdo, pero acérquense, acérquense a mi dulces imágenes por que siento mi corazón conmovido estremecerse de juventud cuando aparecen, me hacen viajar, me hacen soñar, veo en ustedes días felices y entre ellos más de una sombra querida… Te propongo algo, te cambio esa lágrima por una sonrisa, te prometo que te durará más tiempo y sobre todo la disfrutarás más, también quisiera pedirte que no me hables de aquel cuyo aspecto alarma a la inspiración, no, guíame o acompáñame al confín del cielo en el que solo para aquellos que lo merecen brilla un goce puro, donde el amor y la amistad que nos confiere crean y ejecutan con el auxilio de nuestros hermanos los Dioses, lo que brota desde el fondo de nuestra alma, lo que tartamudean nuestros trémulos labios, bueno o malo, desaparece en el transporte impetuoso del momento y hasta muchas veces, después de pasados muchos siglos, se levanta de nuevo en toda plenitud de su forma, por que lo verdaderamente bello no es nunca perdido en la posteridad, irónicamente y como dice un muy buen amigo cubano, lo más horrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida… No dejemos que “lo que se ha ido” si es que le puede llamar así, nos haga perder la cordura en caso de que todavía exista algo de ella, no dejemos que nuestra falsa dependencia nos haga caer en el abismo de la melancolía, no dejemos que se nos olvide que la única manera de librarse de la tentación es caer en ella, pero sobre todo no dejemos que nada nos suceda, SEAMOS nosotros lo que sucede…

Largos días y gratas noches…

“El bien y el mal viven en mi”

-Alucard

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s