Cínicos…

20110818-033938.jpg
Parece ser que somos expertos en el tema, lo digo por la manera que tenemos para disimularlo y aplicarlo, yo lo podría ver como el ocaso de una falsa conciencia, aunque eso no le quita que sea una potente herramienta para enfrentar ciertos ámbitos de nuestra sociedad. Somos maestros en el arte de la doble cara, y eso es bien pagado en la actualidad, por los gobiernos que cínicamente hacen de las suyas en nuestras narices y nosotros, hacemos como si no estuviéramos enterados, nos conviene, así si llegamos a faltar a alguna de las reglas que nos marca la sociedad, de la misma cínica manera, nadie dirá absolutamente nada. El único que no tiene esa facilidad aquí soy yo, seducir sus débiles mentes mortales y jugar deliberadamente con sus sentimientos con su consentimiento no implica que yo sea in cínico, de la manera que lo quieran ver, a final de cuentas una ligera sonrisa los hará caer una vez y otra vez y otra vez, y así hasta el fin de sus miserables días…

Largos días y veras noches…

“El bien y el mal viven en mi”
-Alucard

Anuncios

5 Gramos…

En algún momento de nuestras vidas todos nos llegamos a ocupar por nuestro peso o nuestra figura, pero nunca nos hemos puesto a pensar, ¿Cuánto pesa nuestra vida? En efecto, nuestra vida tiene un peso, un peso que depende de nuestras acciones y nuestras relaciones, el como vivimos la vida determina los kilogramos de la misma. Hemos escuchado hablar de peces gordos y de perras flacas, hasta lo hemos expresado con nuestras propias palabras y sin querer, nos referimos precisamente al peso de nuestra vida, lo importante es encontrarle el sentido y ganar peso llenándonos de cosas buenas y agradables, creando energías más fáciles de asimilar e intentando ignorar lo que no nos afecta y poco a poco llegaremos a ser peces gordos, pero de los buenos. ¿Qué pasa cuando el peso de una vida está en nuestras manos? Se convierte en un lienzo sin trazos listo para empezar una obra de arte, no puedes dejar escapar ningún detalle por mínimo que sea y debes prepararte para equivocarte y arreglarlo, no es sencillo, pero tampoco imposible…

¿Cuánto pesa nuestra vida ahora? La mía aumentó 5 gramos…

Largos días y gratas noches…

“El bien y el mal viven en mi”

-Alucard