Una vez más…

Ya no sé que pensar, cada que apareces y me dices esas cosas me destruyes, todo lo que estaba intentando construir se viene abajo pero, ¿Sábes algo? Prefiero que lo hagas, siempre, todo el tiempo, no me gusta crecer sin rumbo y sin saber a donde voy a parar, prefiero empezar de nuevo con algo que me motive, algo como tu necesidad de mi, me mueve y me hace sonreir, con algún rumbo aunque no sé donde voy a terminar. Guardar el secreto es una buena opción y sin importar lo que has tardado en volver tu mirada hacia mi sé que podemos volver a vernos para así descubrir si tus besos saben igual, abrazarte tan fuerte que se te dificulte respirar, mirarte a los ojos y decirte cuanto me has hecho falta en muchos momentos de mi vida y después… Volverte a besar… Seguir, compartir, reir, llorar, vivir, hablar, mirar, cantar, bailar, ser y deshacer, son cosas que se disfrutan cuando estas con alguien que te ha marcado la vida así como lo has hecho con la mía, hazme sonreir una vez más diciendo que quieres besarme, yo de cualquier forma volveré a la pista contigo…

Largos días y gratas noches…

“El bien y el mal viven en mi”

-Alucard

Anuncios

Un profundo deseo…

A pesar de que no sé nada de ti aun puedo verte en mi mente, tú siempre me miras y yo siempre te estoy mirando, el hecho de que hayas desaparecido no quiere decir que no sepa donde estás, pero, ¿Eso te da derecho de irte sin decir una palabra? Sé que muchas veces lo he hecho, pero al menos siempre hay algún medio para comunicarnos, ahora sé que no contestaras, no ahora y, no sé por que. ¡Ah! Eres demasiado sumisa, hermosa, conservas la belleza, por eso estoy tan triste y sufro, y tan feliz que duele. Quiero hacerte daño y destruirme, ¿Qué pensarías si supieras cómo me he sentido? ¿Te limitas a sonreír, sin decir una palabra? Incluso las maldiciones de tu boca serían tan bellas como perlas. Coloco mi mano izquierda en tu rostro como si fuéramos a besarnos, entonces de repente meto el pulgar en la cuenca de tu ojo, abruptamente, con decisión, como perforando un agujero. ¿Qué sensación produciría? ¿Como gelatina? Temblando de éxtasis, obscenamente lo mezclo dando vueltas, debo probar el calor de tu sangre, ¿Cómo gritarías? ¿Exclamarías? “¡Duele! ¡Duele!”, mientras lágrimas de cinabrio rojo corren por tu ojo aplastado. No puedes saber el hambre desesperante que sentí en medio de nuestros besos, tantos que he perdido la cuenta, como bebiendo de tu llanto, cristalizan mis esperanzas, mordiendo tu lengua, destrozándola, mordiéndote los labios como si probara tu lápiz labial. Qué cotas de euforia alcanzaría cumpliendo mis deseos como un vampiro glotón y voraz, también he anhelado tus mejillas sonrosadas, lo bastante sabrosas para cautivar mi lengua, seguro que me curaría y lloraría como un niño. ¿Y cómo es tu tierna oreja? Me roza la mejilla, quiero que suba hasta mis labios para hundir mis dientes en su carne. Tu oreja izquierda, siempre oyendo palabras susurradas y dulces como un pastel, quiero que oigan mis verdaderos sentimientos, nunca mentí, no, pero tenía mis secretos. ¡Ah! ¿Pero qué pensarás de mi? ¿Me odias? ¿Tienes miedo? Como invitándote a la agonía del final de la obra, si lo deseas, podrías destruirme, no me importaría… Si lo deseas, puedes destruirme… No me importaría…

A final de cuentas, sigo siendo un inmortal…

Largos días y gratas noches…

“El bien y el mal viven en mi”

-Alucard

Flores para los que están vivos…

Aquellos que se han ido ya no escuchan tus palabras, ya no pueden verte, ya no pueden percibir el aroma de unas bellas flores. Puedes gritar con todas tus fuerzas, para llegar hasta el cielo, puedes llorar y derramar millones de lágrimas pero la tierra solo las absorberá. Aqui estoy, vivo, para ser amado, para escuchar tus palabras, recibir tus besos, secar tus lágrimas, oler las flores…

Largos días y gratas noches…

“El bieny el mal viven en mi”

-Alucard

Relleno…

Un hueco muy grande está absorbiendo parte de mi vida como un hoyo negro absorbe la luz en el espacio, y esque me he reservado tantas cosas solo por respeto a lo ya vivido, tu ropa sigue en mis cajones, la cama sigue intacta, no tengo una aventura, no salgo de viaje. Todas estas cosas hacen que ese hueco enorme crezca un poco más cada vez, dejándome poco a poco vacío de vida, volviéndome loco cada segundo pasa. Es por eso que he decidido comprar un relleno, relleno que seguramente en el momento que vengas a ocupar ese lugar, será desechado y espero nunca reciclado, el relleno está formado por un café, nicotina, endorfinas y sudor, kilometros de carretera, muros derrumbados, largas caminatas y ciudad, una mujer o tal vez dos, besos culpables y marcas en la piel… Todo eso es parte del relleno, espero que no te moleste que use relleno, a final de cuentas algunas personas lo hacen, supongo que no tiene nada de malo, pero no te preocupes que mi sentimiento sigue intacto junto con mi pensamiento, aun respeto lo vivido y la memoria, el hueco crecerá, pero relleno hará su trabajo, no pienses mal de mi, no cambiaré mi forma de ser, al final, es solo relleno…

Largos días y gratas noches…

“El bien y el mal viven en mi”

-Alucard

Te soñé…

Dime la verdad, ¿Estuviste pensando en mi? ¡Esque no pasé un segundo dormido sin que estuvieras ahí, no sales de mi mente, al menos no esta noche! Fue uno de los más bellos que he tenido, tu y yo, una extraña fuerza nos atrajo y el beso furtivo que curó el peor de mis males… Soledad… Dicen que los sueños son un espejo que refleja algún aspecto de la vida o el inconsciente, un escenario para ensayar posibilidades… ¿Es que acaso existe una posibilidad de…? ¡No! Lo siento, no debo pensar en eso, aunque no puedo evitar imaginarme, no sé, tal vez, un beso que se te escapa y me pregunto todo el tiempo, ¿Sabe igual ese beso o es diferente de los que un dia probé? Tal vez eso nunca lo sabré, lo importante es que hoy yo te soñé, no puedo ocultar mi sonrisa, la gente me observa como si estuviera cuerdo, esque no saben que me invade una extraña locura, pero no te sorprendas, sucede cada que apareces, lo importante es que hoy ya estoy mejor, aunque la posibilidad de que conozcas mis pensamientos me hace temblar, después de todo, un sueño es una puertecilla escondida en los más íntimos y secretos espacios del alma, y tu puedes venir a llenarlos cuando te plazca, procura hacerlo frecuentemente y, no olvides venir sola, solo estaré para ti…

Largos días y gratas noches…

“El bien y el mal viven en mi”

-Alucard

¿Y qué decir?

(06/07/10)

¿Y qué decir, si ya lo he dicho todo? No hay nada que no sepas ya, si tú me enseñaste todo, si tú me diste todo lo que necesité para salir adelante, hoy te escribo desde mis cenizas, a cada cosa que me pasa intento reaccionar pero parece que no puedo, me intoxica todo el tiempo las palabras, las miradas, ¿Qué me queda decir si me siento así otra vez? Es preciso llorar un rato si me quiero separa de la piel esta ansiedad, es necesario sentirme perdido para encontrarme otra vez, para encontrarme después. Escribo una canción imprecisa en las últimas páginas de este lugar, acabándome pero empezándome desde el corriente y hasta su cauce normal, como me calmo imagino que hoy va a terminar, va a cambiar, va a desaparecer, y te lloro a ti hombre incansable que mueve mis cosas al hablar, te lloro a ti sensación de tristeza e inseguridad, te lloro a ti y me duele no soltarte pero ahora estoy listo para empezar mi tempestad, soy un huracán fugitivo, no me detendré porque tú nunca lo hiciste. Contaré un poco de tu historia aunque sé que las personas que están aquí la conocen mejor que yo, pero el punto de vista de un hijo es igual o más valioso que cualquier otro, pero mejor lo contaré desde el punto de vista de un amigo, por que más que mi padre eres mi amigo, desde que tengo un poco de memoria tu imagen ha sido la misma, el ceño fruncido en la frente siempre con ese gesto de seriedad que siempre me impuso un respeto no solo a mí, sino a todos aquellos que conocían tu trabajo, recuerdo encontrar respuesta de los Reyes Magos diciendo que no había lo que había pedido, pero siempre lo que había era mucho mejor, siempre supe que eras tú, caligrafía y ortografía impecables, ¿Cómo dudar entonces de los Reyes Magos? Recuerdo en otra etapa de mi infancia que nadie podía quitarme de mi super poderoso Nintendo, tú me hiciste Gamer que yo recuerde, y después querías moverme de ahí, pero no, solo esa comida tan deliciosa que siempre preparaste mi hacia soltar el mando. Y, ¿Cómo olvidar aquellas noches de risas y tristezas en las obras de teatro? De ahí mi gusto por los escenarios, el mejor actor en todo Cadereyta, sin duda alguna, algún día en la familia haremos el próximo grupo de teatro, las noches sin luz en la casa, a la luz de las velas, la guitarra y tu voz, esas canciones que hoy se consideran entre las más caras del mundo y que no cualquiera conoce, ese buen gusto por la música, oh si, tú con tu rock de los 70’s de Joaquín y yo con mi rock de los 90’s con Enrique, más de uno aquí lo entiende perfectamente. Regaños, risas, lagrimas, sorpresas, una vida llena completamente de matices, y como olvidar esa entrega incondicional a la mujer que nos dio la vida a mi hermano y a mí, esa paciencia, esa esperanza, toda esa garra, ni nosotros hubiéramos sido capaces de aguantar tanto sin antes aprender de ti. Sin tus consejos, sin tus desaprobaciones, pero sobre todo con ese ejemplo. Hoy sé que estás aquí, que nunca te has ido y que nunca te irás. Como dijo el maestro, “preparó al milímetro su propia muerte”, a todos sin saber nos preparo, nos enseño a no dejarnos caer así sea una tragedia de proporciones cataclísmicas, siempre existe una solución por austera que sea pero él la tenia. Por tantas memorias y tanto amor. Simplemente por ser mi padre. ¡GRACIAS! Hoy tu hijo te habla de frente porque estás aquí… Hoy justo después de dos años de tu “partida” al fin me atrevo a publicar esto que te escribí, donde quiera que estés espero que lo puedas leer, es para ti… Hoy, hace un par de años…

Largos días y gratas noches…

“El bien y el mal viven en mi”

-Alucard

Mi dualidad…

No acierto a comprender el por qué de mi dualidad aunque hace tiempo que dejé de interesarme por semejante cuestión. Soy una cuerda tensada hacia el vacío , arrojado al precipicio de la ansiedad creativa-subversiva, siempre en plena vorágine hiperactiva, pero a su vez una mente helada y calculadora a la cual intento destruir en forma de locura irreflexiva que transite y arranque de tajo todo rastro de racionalidad que me embargue…

Largos días y gratas noches…

“El bien y el mal viven en mi”

-Alucard