Olvidé (Intento de antipoesía).

Para esos días yo me dedicaba a ver el cielo,
Soñaba con relámpagos y cazaba estrellas fugaces.
De vez en cuando me tiraba en el jardín a golpear el suelo,
Contaba los días en reversa, esperando.
Ella llegó de súbito, a destrozarme, a confundirme.
Sus pasos creaban mariposas en el jardín,
Yo tomaba mi red para atraparlas, no quería que volaran,
Sus palabras como balas mi corazón atravesaban
Yo con mi coraza de hierro en el pecho intentaba rechazarlas.
Con el tiempo me aferré a ella como el rocío a las flores,
A veces el volcán estallaba en encuentros febriles,
Nos volvíamos salvajes. Idiotas.
El sudor en nuestros cuerpos nos bañaba,
Empapaba las sábanas, las almohadas, el suelo,
Las caras, los pechos, las espaldas.
A veces a oscuras, a veces con plena luz.
Yo rehuía al misterio de sus ojos,
Sus sombras que me envolvían me perturbaban,
Su presencia opacaba mi percepción de la realidad.
En soledad siempre tuve dominio absoluto sobre mí mismo,
Podía estar aquí y allá logrando conclusiones precisas,
Con ella todo era difuso, pero no quería que se fuera.
El día que descubrió mi subjetividad rompió en llanto,
Yo era una fantasía andante, falto de amor y cordura.
¿Quién dice que los locos no pueden amar?
La última vez que estuvo conmigo no pude contenerme,
Arranqué su ligero vestido de su hermoso ser,
Embestí una y otra vez sobre su cuerpo desnudo,
Se contorsionaba como candidata al cielo,
Una catástrofe que se volcó en depresión para mi espíritu.
Quedamos de vernos otro día, olvidé la fecha.
Olvidé su nombre, su rostro, su tacto.
Olvidé que soy y sobre todo, olvidé que existió.

-J.

Anuncios

Sobre: El Gremio de las Sombras

La genial Vanessa Rodríguez nos trae esta fascinante novela llena de magia, luz y oscuridad, y tengo cosas que decir.

Sinopsis:

Los tres reinos que conforman Ordea gozan de una paz inestable.

El Gremio de los magos ha luchado por la igualdad sin importar la condición de los ciudadanos, en tanto que el emperador se debate por excluir a quienes son diferentes. Cuenta con el apoyo de una mujer implacable, la castigadora, una amante empedernida de la magia blanca, capaz de despertar cualquier poder con tal de garantizar la estabilidad de Ordea.

Un chico que ha vivido toda su vida encerrado tras unos muros sin conocer el mundo que lo rodea.

Una mercenaria que pertenece a las sombras y escapa de los fantasmas de su pasado.

Un aprendiz de hechicero que parece destinado a ser siempre eso, un aprendiz.

Tres jóvenes que deben desafiar sus luchas por algo mucho más grande que sus miedos

Reseña:

Ordea, lugar donde se desarrolla la aventura de Ari, Fled y Calem, protagonistas de esta novela, se debate entre la guerra y la paz. El desarrollo de la historia es muy fluido y bastante bien llevado por la pluma de la autora, en cada encrucijada y decisión tomada te sorprende con los giros inesperados que toma.

Una novela muy descriptiva, todos los escenarios muestran a detalle su esplendor y su belleza, quizá la lectura se vuelva un poco lenta por que a veces son demasiados detalles, pero bien vale la pena imaginarse ahí, rodeado por las sombras en medio del bosque o envuelto por la luz en el candor de la batalla.

Los personajes son sin duda lo mejor de la historia, tres jóvenes que luchan por su libertad, por la verdad y la paz. Una cazadora, un mago y un mahir con habilidades extraordinarias, debatiéndose entre sus emociones y la responsabilidad de defender el Gremio, mostrando su lado humano, sus miedos y sus dudas, haciendo la diferencia en la batalla.

Mi personaje favorito fue Ari, por su determinación y sus increíbles habilidades, además de que la admiro por superar la adversidad y salir adelante aun con el peso que debe cargar, sus emociones y sus recuerdos.

El final, inimaginable, el perfecto cliffhanger para la continuación de la historia, sin duda nadie se lo puede imaginar hasta llegar a ese final, no pudo ser mejor.

Vanessa nos regala esta historia, su historia y nos adentra en un mundo místico donde hacen contraste la luz y la oscuridad, la magia y las espadas, el odio y el amor. Recomiendo ampliamente su obra, su canal de YouTube y redes sociales que dejaré por aquí:

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UC9xT8o22Umu21ljLCi9nmMA

Twitter: https://twitter.com/irisdeasomo?s=09

Instagram: https://www.instagram.com/irisdeasomo/

Y pueden comprar su libro en Amazon:

El Gremio de Las Sombras https://www.amazon.com.mx/dp/1978446144/ref=cm_sw_r_cp_apa_yo-sAb8XRG9QT

Te encontré un día…

sonar-con-beso-apasionado

Te veía pasar por la calle y no me atrevía a dirigir palabra alguna, pero con la mirada decía lo que mi boca no lograba, yo pasaba desapercibido por tus ojos, no había luz en tus estrellas. Te encontré después de tanto tiempo, sin conocer el peso que cargaba tú alma, sin saber los dolores de tu corazón, no sabía si querías quererme pero yo quería quererte y que me quisieras. Aquel día mi corazón latió desenfrenado, te miré directo a los ojos y sonreíste, supe entonces que te estaba esperando, supe que no debía alejarme de ti un instante y decidí quedarme, sin hablar mucho me fui acercando, no eran necesarias las palabras, el amor flotaba en el aire e inundaba todos los rincones. El tiempo ha pasado a veces lento a veces rápido pero sin detenerse, cada instante que pasamos juntos es estar más cerca del cielo, cada mirada rompe el espacio, el tiempo y todo el universo, cada que nuestras bocas se encuentran estalla la tierra para dar paso a un sueño hecho realidad.

Hoy tus estrellas iluminan mi vida cuando me miran, resplandecen al saberte amada por el hombre que nunca pensaste encontrar, devolvimos la paz a nuestras almas y dejamos atrás la soledad, herimos de muerte al sufrimiento y descubrimos que hasta la más fiera soledad pierde la batalla contra un beso… Te amo…

-J.

Lo más triste sobre leer a Bolaño

Un día pregunté, ¿qué es lo más triste de leer a Roberto Bolaño? Solo algunos respondieron, que si es caro y difícil conseguir esas hermosas ediciones, sí, es caro y difícil pero el esfuerzo de ahorrar, luego buscar y comprar tiene como recompensa pura satisfacción, tener en tus manos un ejemplar de Bolaño hace que valga la pena; otros dijeron que lo más triste es que pocos lo conocen, aunque lo que creo que en realidad sucede es que algunos conocen a poca gente que conoce a Bolaño, siendo uno de los más grandes exponentes de la literatura iberoamericana ha llegado a muchos lugares, ha sido traducido a muchos idiomas y se ha quedado grabado en muchas mentes pero eso sigue sin ser lo más triste de leer a Roberto Bolaño; lo verdaderamente triste, a mi parecer, es que hoy será imposible obtener de su puño y letra una dedicatoria especial en mi ejemplar de “El Espíritu de la Ciencia-Ficción” o escuchar su opinión sobre la situación actual del mundo en una entrevista en vivo para algún programa de radio, lo más triste de leer a Roberto Bolaño es que solo nos queda su arcón y sabemos que no es infinito.

No queda la menor duda de que uno de los más grandes escritores hispanoamericanos del paso de los siglos XX y XXI fue Bolaño y el hecho de que sus inéditos sigan saliendo a la luz lo confirma. Nadie es capaz de leer a Bolaño inocentemente y en palabras de Christopher Domínguez que cito textualmente: “Habremos de morir quienes fuimos sacudidos por el fenómeno Bolaño para que otras generaciones lo juzguen más allá del temor y del temblor, rectificando o corrigiendo nuestra admiración, limando de ella cuanto sea exagerado o contingente”.

Ya no se encuentran grandes mentes como la de Roberto Bolaño en Latinoamérica, si un día tienen oportunidad de leerlo, no se detengan y sabran de lo que hablo.

-J.

Sobre: El Espíritu de la Ciencia-Ficción

DSC_0003

Hablemos de un Bolaño, mejor aún, hablemos de un Bolaño inédito, uno de esos que no han sido mutilados por las editoriales, que contienen la más pura escencia del autor, la idea más original y por poco del mismo puño y letra de quien la concibe, El Espíritu de la Ciencia-Ficción de Roberto Bolaño es uno de ellos.

Obra que se vive y se siente en el DF de los años setenta, en la Peralvillo y por Insurgentes, entre los cafés con leche y los baños públicos viven dos amantes de la poesía, Remo Morán y Jan Schrella, quienes junto a un nuevo amigo José Arco se aventuran en la vida nocturna de la ciudad, persiguiendo autores escondidos en las viejas calles; todo parece suceder en un momento mágico y efímero que separa la noche del día, una novela de iniciación literaria, sexual y amorosa que nos dice que un pequeño sueño o la más profunda obsesión, si se buscan adecuadamente te pueden llevar a la consumación del éxito.

Todo lo bueno de aquel Bolaño de mediados de los ochenta, con su energía y su humor rebelde está plasmado en este libro y en palabras del autor de prólogo Christopher Domínguez Michael: “Ojalá el arcón de Roberto Bolaño nunca se cierre” y así poder disfrutar de sus obras inéditas por mucho tiempo más.

-J.

Sobre: El Ornitorrinco Onírico

DSC_0001

“El ornitorrinco es el animal más absurdo de la tierra”. Así comienza el ensayo sobre la historia del arte del escritor cubano Manuel Pereira de quien en un futuro hablaré. El Ornitorrinco Onírico no lleva a pensar en los sueños como los generadores de todo, de como el arte encontró su inspiración a través de lo onírico, específicamente las artes plásticas, el como los autores de las famosas obras en óleo, los frescos y los cuadros más extraños hayaron en sus sueños la respuesta a aquella pregunta que se hacían a menudo antes de comenzar a pintar, ¿qué pintaré hoy?

El surrealismo, de la mano de su más grande exponente, Salvador Dalí, y todos aquellos que continuaron con la corriente artística más controversial de la historia hasta ahora, como Remedios Varo o Miró, soñaron en gran medida lo que pintaron, plasmaron lo más puro de sus sueños y crearon las obras que hoy tratamos de explicarnos al verlas, a veces despiertos, a veces dormidos, los sueños inspiran todas y cada una de nuestras acciones, eso nos deja ver el autor de este ensayo en el cual explica, a grandes rasgos, nos ayuda a comprender la importancia de soñar, como el ornitorrinco, su diversidad es como sacada de un sueño de Dios.

-J.

Me muero de ganas…

Me muero de ganas de tenerte frente a mí,

De mirarte directo a tus profundos ojos,

De morder tus labios y probar tu boca,

De tocar tu piel con mis manos,

De abrazar tu cuerpo con mis brazos…
Me muero de ganas de tenerte frente a mí para quitarte la vida,

De sacarte los ojos y hacerlos estallar en un puño,

De morder tus labios tan fuerte hasta hacerlos reventar y probar tu sangre,

De arrancarte la piel con mis propias manos y desgarrarla con mis uñas,

De abrazar tu cuerpo hasta triturar tus huesos y dejarte sin aliento…
Yo lo digo de una forma, tú lo lees de otra…

-ALUcinanteMENTE